El Laboratorio Nacional de Investigación y Desarrollo de Radiofármacos (LANIDER) forma parte del programa de Laboratorios Nacionales CONACyT, cuya institución sede es el ININ y las instituciones asociadas son el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) y la Unidad Radiofarmacia-Ciclotrón de la Facultad de Medicina de la UNAM.

En concordancia con los alcances de los Laboratorios Nacionales CONACyT, uno de los objetivos del  LANIDER es generar conocimiento científico y con ello tecnología radiofarmacéutica propia, que sea transferible a su planta de producción de radiofármacos para satisfacer las necesidades del sector salud a través del suministro de radiofármacos para uso en medicina nuclear.

El LANIDER cuenta en su institutción sede con una Planta de Producción de Radiofármacos (PPR), que es la única instalación en el país dedicada a la investigación y producción de radiofármacos diagnósticos (SPECT) y terapéuticos. La PPR cuenta con certificación de buenas prácticas de fabricación (GMP) emitido por la COFEPRIS e ISO-9001:2008. En infraestructura, cuenta con un área de investigación y dos líneas principales de fabricación, una para la producción de radiofármacos y generadores de radionúclidos y otra para la producción de precursores de radiofármacos, en una superficie total estimada de 977 m2, donde actualmente se producen alrededor de 30 diferentes radiofármacos. Adicionalmente, la Unidad Radiofarmacia-Ciclotrón de la UNAM produce una amplia gama de radiofármacos en forma de unidosis para estudios clínicos, preclínicos  y de investigación básica mediante la tomografía por emisión de positrones (PET). La Unidad provee de radiofármacos a la mayoría de los hospitales y centros de diagnóstico con unidades PET del centro del país que no cuentan con un ciclotrón para la producción de éstos.

El  LANIDER proporciona a la población del país alternativas diagnósticas y terapéuticas para el cáncer y otras enfermedades. Actualmente, se distribuyen productos a más de cien diferentes Centros de Medicina Nuclear de México y Centro-América, que permiten realizar alrededor de 350,000 estudios anuales.